Oficial de cazadores a caballo


Oficial de cazadores a caballo de la Guardia Imperial, u Oficial de la Guardia Imperial es una de las obras más conocidas del artista romántico Théodore Géricault. Es una pintura de 1812, gracias a la cual el artista alcanzó gran fama y honores.


En la obra se representa a un oficial del ejército de Napoleón, sobre un caballo rampante en el alboroto de una batalla. Está listo para la lucha, con el sable desenvainado.

Géricault pone un especial énfasis en el animal, su fuerza es descomunal, aparentemente el ruido de los cañones lo inquietan, haciendo que se encabrite. Que su cabeza y cuello sean proporcionalmente pequeñas al torso, no hacen más que mostrar la potencia del animal; es decir que, esa imperfección probablemente haya sido intencional por parte del artista. Si prestan atención, la figura del jinete también es demasiado pequeña para el tamaño del caballo.

De esta manera el oficial, llevando su espada en mano, queda por encima del polvo en pleno campo de batalla. Es justamente, a través de esa polvareda, que el espectador asume el fulgor del combate que se está llevando a cabo.


El detallismo del caballo encabritado y la determinación del oficial girado sobre su espalda, contrastan con ese entorno polvoriento y poco definido. Estos dos son los que le dan fuerza y energía a la composición, pero también dejan en evidencia la soledad del hombre en medio de la guerra.


La pintura se encuadra dentro del romanticismo francés, solo que presenta un conjunto de características barrocas en su estructura compositiva. La disposición del caballo elevado en diagonal (y que se cruza con la vertical del jinete), evidencia las influencias de dicho estilo.

El pintor realiza un prodigioso estudio de fuerza y movimiento, al tiempo que se ocupa de su tema favorito: los caballos.


Géricault se formó varios talleres de artistas, conoció Italia, fue amante de los caballos y un gran jinete. Un espíritu libre, un artista romántico por excelencia: amaba lo que en la naturaleza y en el ser humano hay de inconquistable. Vivió intensamente y murió joven, a sus 33 años, en un accidente derivado de su pasión por la equitación.


Realizado en óleo sobre lienzo Oficial de cazadores a caballo, mide más de tres metros de altura por dos y medio de ancho. Se estima que no terminó completamente la pintura, ya que las grandes superficies que rodean al oficial, estarían abocetadas.

Actualmente se conserva en Museo del Louvre en París.