Las bodas de Caná


La pintura representa las Bodas de Caná, recogidas en el Evangelio de Juan. En la historia María, Jesús y algunos de sus discípulos están invitados a una celebración nupcial en Caná, Galilea. Hacia el final de la fiesta, cuando se quedan sin vino, Jesús ordena que llenen tinajas con agua, para así convertirla en vino, siendo este su primer milagro.

Si bien la región histórica de Caná se encuentra al norte de Israel, Veronese plasma el episodio al estilo de las grandes fiestas venecianas de la época.

Resulta un cuadro "moderno" y algo cosmopolita para ese entonces, mezclando personas y trajes occidentales y orientales. Las celebraciones se dan dentro de un marco arquitectónico renacentista, con columnas dóricas y corintias alrededor de un gran patio abierto.

El cuadro se divide en dos partes: una inferior, en la que se amontonan centenares de personas en torno a una mesa en forma de U; y una superior, dominada por la arquitectura.

En el centro de la pintura están Jesucristo y la Virgen María con sus halos en la cabeza, junto a ellos algunos de los apóstoles. Hay músicos tocando entre los cuales aparece el propio Veronese, quien se autorretrato dentro de la escena vestido con una túnica blanca y sosteniendo una viola da gamba. El pintor veneciano Tiziano, se sienta enfrente vestido de rojo tocando un violone, mietras Tintoretto se encuentra junto al violín.


La obra fue un encargo para el refectorio del convento benedictino de San Jorge, mide más de 9 metros de largo y alrededor de 7 de alto. Tardo aproximadamente un año en pintarla, entregándola en 1563.

Estuvo allí hasta que fue confiscada por Napoleón en 1797, durante la Campaña de Italia, quien la envió a París y desde entonces se encuentra en el Museo del Louvre. Hubo un intento de que regrese a Italia, pero se vio frustrado. En la década del ´90 se llevo a cabo una restauración que causo cierta polémica. En los últimos tiempos se presentaron algunos movimientos de opinión a favor de devolverlo al monasterio veneciano de donde procede.

La obra esta exhibida enfrente de la Gioconda, es sumamente impactante.