Claudio Roncoli: “No hay aventura sin riesgo”.

El reconocido artista argentino llegó a México en marzo de este año, para realizar unas obras en el Museo del Desierto, al cabo de unos días tuvo que quedarse obligadamente por la contingencia del virus. Esto no hizo que Roncoli se detuviera ¡al contrario! Trabajó en murales, grabados, colaboraciones y hasta realizó un disco de música electrónica.

Museo del Desierto (MUDE). Ubicado en el estado mexicano de Coahuila, más precisamente en la ciudad de Saltillo, ésta institución busca fomentar una cultura ecológica En este espacio, Roncoli realizó dos murales de 2 x 6 metros cada uno. Uno de ellos es “Sarape Reciclado”, y se llevó a cabo con la colaboración de artistas de la comunidad de Saltillo. Para materializarlo se utilizó material de descarte del Museo, de esta manera lograron reciclar computadoras, lámparas, cables y muchos otros elementos que pueden apreciarse en el mural. Para unificarlos Roncoli pintó un Sarape, resignificando diamantes con madera en volumen. El Sarape es una prenda de vestir que lleva la persona de campo para cubrirse de la lluvia y el frío, a este atuendo se lo considera mexicano oriundo de Saltillo. Contiene un diseño sincretizado con motivos prehispánicos e ibéricos.

En “Life Universe”, Claudio representa a través de su estilo pop geométrico, un universo lleno de simbologías inspiradas en el Arte Huichol. El artista resignifica y crea con madera y pintura estos objetos, que salen del plano para acercarse más al espectador. El felino que vemos en el medio es una imagen ya muy conocida en el mundo de Roncoli, que representa, según él, la fuerza motora que llamamos pasión, esa que nos mueve a realizar cosas imposibles y lograr grandes cosas en la vida. Los cráneos de dinosaurios y humanos representan la igualdad, ya que todos venimos y vamos hacia el mismo lugar, el polvo, la energía, porque estamos hechos de luz y eso nos hace a todos iguales. “No hay aventura sin riesgo”, es una obra icónica tanto para el artista como para el MUDE. El Volkswagen Beetle fué y sigue siendo, en México, el auto más vendido. Hoy es motivo de colección, a pesar de que se sigue viendo por las calles de todo el territorio mexicano. Este Vocho (como le dicen en México) fué intervenido por el artista, eliminando el motor y toda pieza mecánica. Así, el Vocho es dominado por las plantas del desierto, generando una armonía entre metal y naturaleza. Roncoli pone en práctica la Biofilia: nuestro sentido de conexión con la naturaleza y con otras formas de vida de carácter innato. Esta consecuencia evolutiva de la selección natural actúa en especies inteligentes, cuya supervivencia depende de la conexión estrecha con el ambiente y de la percepción práctica de plantas y animales.


Museo de Artes Gráficas (MAG).

Claudio fué uno de los precursores de la serigrafía artística en Argentina, sus obras pueden verse en muchos hogares argentinos y de Latinoamérica. Esta vez, Roncoli se sintió inspirado por la cultura mexicana llena de color, vida y concepto. “Amor, Deseo y Distancia” es el tríptico que realizó estando en el país, y que ya es parte del acervo cultural del Museo. Roncoli es música. “Desprogramados”, es el nombre del segundo disco que realizó estando en México con la colaboración de Fábila y Francesca. Desde hace ya un tiempo que Claudio viene coqueteando con la música, como dice el mismo “Cuando pinto mis cuadros pienso en sonidos y cuando hago música pienso en colores".

Este nuevo disco contiene experiencias sonoras que fué realizando con Fábila y luego Francesca desde Miami iba dando sus toques personales. Pájaros del desierto, trenes, sonidos caseros y hasta las voces de colegas comentando lo que extrañaban de no poder salir a las calles, son parte de esta investigación donde Roncoli deja un testimonio sonoro de la contingencia.