Arte de la Argentina: Prilidiano Pueyrredón


Hijo del político y militar​ Juan Martín de Pueyrredón, fue un pintor, arquitecto e ingeniero argentino precursor de la pintura en nuestro país (él entre otros). Nació en Buenos Aires en Enero de 1823, cursó sus estudios primarios en el Colegio de la Independencia (una institución sumamente aristocrática); pero hacia 1835 la familia Pueyrredón se mudó a Europa, y fue allí donde terminó de completar su formación. Seis años más tarde, los Pueyrredón abandonaron el viejo continente y se trasladaron a Río de Janeiro. Tras vivir tres años en Brasil, Prilidiano regreso a París, en donde comenzó su instrucción para recibirse de ingeniero. Para 1849 su padre enfermó gravemente, por lo que la familia decidió regresar a Buenos Aires, donde finalmente muere (en la quinta familiar de San Isidro). Prilidiano, ya para ese entonces un joven ingeniero, había cobrado cierta notoriedad en la sociedad porteña de la época. Se tejían historias acerca de su inmoralidad por ser el primer pintor de desnudos femeninos de Buenos Aires, todo un escándalo para la época.

Tras una decepción sentimental vuelve a Europa por una temporada, pero hacia 1854 regresa definitivamente al país. Pueyrredón fue un pintor que se abocó a los temas de salón así como a la representación costumbrista de la vida popular, abordando la temática arrabalera y gauchesca. Fueron las décadas de los '50 y '60 las más ricas de su producción como artista. Se conservan alrededor de 223 obras de este periodo, muchas de ellas retratos de la alta sociedad. Los paisajes de La Pampa o de la costa del Plata son sus escenas más emblemáticas, y obras como “La siesta” y “El baño” son algunas de sus pinturas más reconocidas; también retrató a Manuelita, la hija de Rosas y a muchas otras figuras de la sociedad.

Pero no solo se dedicó a la pintura, llevó adelante importantes proyectos como arquitecto e ingeniero dentro de la ciudad: trabajó en la restauración y re-estructuración de varios monumentos (la capilla de la Recoleta, la Pirámide de Plaza de Mayo y la Casa Rosada por poner un ejemplo), diseñó la Plaza de la Victoria y el puente del barrio de Barracas (Puente Pueyrredón). Fue autor de los planos para la mansión que Miguel de Azcuénaga levantó en Olivos (la actual Quinta de Olivos). Falleció en noviembre de 1870, a los 47 años (al igual que su padre en la quinta familiar de San Isidro) dejándonos un gran legado artístico.