Tras bastidores: curadores y montajistas


Cuántas veces escucharon o leyeron términos como curador, montajista, comitente y algunos más; y quizás por vergüenza, no se atrevieron a preguntar qué significan. Después pasó el tiempo y se olvidaron de buscar (o googlear, como decimos ahora) que querían decir. En este artículo vamos a explicarles de manera simple y clara, que significan esas misteriosas palabras; que en el campo del arte solemos usar muy corrientemente pero que, para los que escuchan desde afuera, resultan un enigma. - Curador: es la persona que clasifica, ordena y determina toda la producción de una exposición (y/o de un artista). Una vez seleccionadas todas las piezas que se van a exhibir en la muestra (ya sea en un museo, una galería o una feria); el curador trabaja de manera conjunta con el montajista para definir como y en donde se van a emplazar las piezas que componen la exhibición. Es quien pone en contexto una muestra. En España se les dice “comisariado”. Ya se seleccionaron todas las obras que van a formar parte de la muestra, ahora llegó el momento de montarlas, y es aquí donde comienza la labor del montajista. Cada espacio expositivo tiene sus permisos y limitaciones; ustedes quizás no lo sepan, pero suelen presentarse ciertos contratiempos durante los montajes. - Montajista: es el responsable de que la muestra responda al diseño que se ideó; va a trabajar con personal capacitado para desplazar y manipular las obras. Los museos tienen un equipo de trabajo que cuentan con las herramientas indicadas para disponer la muestra, ya que muchas veces hay que agujerear paredes, hacer instalaciones eléctricas o de sonido. Lo mismo ocurre en las galerías. - El diseño de montaje: tiene que ver con las figuras que acabamos de plantear. Aquí se definen cuestiones que implican la iluminación de las obras y la muestra en general, el recorrido de la exhibición, cuales son las piezas de mayor relevancia y en donde van a estar emplazadas. Por lo general esto lo define el curador “asistido” por el montajista, ya que muchas veces se ven involucradas situaciones de índole técnica (como falta de corriente eléctrica, o algún percance que pueda llegar a presentarse, dependiendo el tipo de piezas y/o exhibición). Es el paso previo al montaje.

Por último, hablamos también del comitente (o mecenas), y es muy simple en realidad. Es aquella persona que apadrina, auspicia, ayuda económicamente al artista o a la exhibición en sí. Aunque sea des-interesadamente, hay cierta retribución de carácter encubierto (prestigio social, publicidad, vanidad, placer estético y algunos más). Ahora ya saben todo lo que implica una muestra. El trabajo previo que requiere, la entrega y dedicación a las que estos profesionales se enfrentan para que ustedes puedan disfrutarlas… así que ¡háganlo!

#ArteContemporáneo #Exposiciones #Museos #Tips