Xul Solar: "Me haré un mundo".


Borges lo definió como un hombre versado en todas las disciplinas, curioso, padre de escrituras, de lenguajes y de utopías; gran astrónomo y por sobre todas las cosas… gran amigo. Xul creó un lenguaje (en realidad fueron dos: Panlengua y Neocriollo), experimento con la música (lo que lo llevó a crear una serie de obras que hacen referencia directa a la música), también fue escritor y escultor (entre otras cosas). Nace en diciembre de 1887 en la localidad bonaerense de San Fernando; en 1912 viaja a Europa en donde permanece hasta 1924. Allí toma contacto con las vanguardias y conoce a Emilio Pettoruti, así como a artistas y personalidades que fueron de gran influencia en su obra (Aleister Crowley, “el Mago”* fue uno de ellos). De vuelta en Argentina además de continuar desarrollándose como pintor comienza a desempeñarse como escultor, ilustrador, inventor y traductor. De un gran contenido narrativo, su pintura resulta surreal y quimérica, en donde lo fantástico y enigmático conviven para recrear la realidad. El de Xul es un universo enrevesado, atravesado por el color (por sobre todas las cosas) y la bidimensión en el campo de la plástica. Mientras que el terreno del logos es traspasado por la música, la astrología y el lenguaje. Máscaras, títeres, un panajedrez (en donde cada pieza y casillero son un mundo único) y un juego constante entre lo plástico y lo sonoro completan su legado. En 1947 se definía de este modo: "Soy campeón del mundo de un panjuego que todavía nadie conoce: el panajedrez. Soy maestro de una escritura que nadie lee todavía. Soy creador de una nueva técnica musical, de una grafía musical que permitirá que el estudio del piano, por ejemplo, sea posible en la tercera parte del tiempo que hoy lleva estudiarlo. Soy creador de una lengua universal –la panlingua– sobre base numérica y astrológica, que tanto contribuiría a que los pueblos se conociesen mejor unos a otros. Soy creador del neocriollo, lengua que reclama al mundo de Latinoamérica. Soy el director de un teatro que todavía no funciona…”. Así se presento entre ante los lectores de la revista "Él" (una publicación mensual ilustrada para hombres). Fue amigo de Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Macedonio Fernández, Oliverio Girondo y Leopoldo Marechal. Sin dudas Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari, es un artista único.

Pueden visitar su obra (principalmente) en el Museo Xul Solar - Fundación Pan Klub. - La obra es “Jefa”, de 1923. *Fue uno de los ocultistas más importantes del siglo XX. San Signos fue uno de los textos más importantes escritos por Xul, resultado de las prácticas enseñadas por Crowley.

#ArteLatinoamericano #BuenosAires #ArteModerno