Tumbas y numerología. Lo que deberías saber sobre el Panteón Romano.


Es uno de los puntos obligados cuando visitamos Roma, pero muchos no saben (cuando miran para arriba), la genialidad que se esconde tras ese óculo; hasta quizás, no conocen en profundidad la historia del Panteón de Agripa.

Fue el “Templo de todos los dioses” en épocas del emperador Adriano (siglo II dc.), quien entre los años 118 y 125 construyó este santuario para reemplazar aquel que erigió Marco Agripa (allá por el año 27 ac.) y que un incendio en el 80 dc. destruyó. En el siglo VII el emperador bizantino Focas lo donó al Papa, y se convirtió en el primer templo pagano transformado al culto cristiano. Fue la iglesia Santa María de los Mártires y a partir del renacimiento se utilizo como sede de la “Academia de los Virtuosos de Roma”​, sirviendo de sepulcro a grandes artistas como Rafael Sanzio (aunque es un monumento, se siguen celebrando misas).

La cámara del santuario es circular (el termino correcto es cella o naos), y se accede mediante un pronaos rectangular de ocho columnas; arriba en el frontón* se aprecia una inscripción dedicada a Marco Agripa. Van a ver siete nichos, a los costados, que en su momento resguardaron deidades romanas, y hoy conservan imaginería cristiana. Pero lo más imponente de toda la construcción es el óculo que remata la gran cúpula, a través del cual, se filtra la luz natural dentro del edificio. Y esto es lo que nos interesa compartir con ustedes: la cúpula se autosostiene por un juego de fuerzas, no hay ningún elemento externo que ayude a sustentarla; y la totalidad del peso se posa sobre los muros del naos. ¡Hasta el propio Brunelleschi se sorprendió, cuando entro por primera vez al Panteón! Piensen que esta construcción resistió mas de 18 siglos sin tener que ser remendada.

Por ultimo los dejamos con un dato curioso: - La cúpula está compuesta por cinco filas concéntricas (cinco eran los planetas conocidos por los romanos: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno). - Cada hilera está conformada por 28 casetones**. En tiempos de Adriano, el número 28 se relacionaba con la perfección, porque se obtenía de la suma de los primeros siete números naturales: 1+2+3+4+5+6+7 (y siete era el resultado de los cinco planetas más el sol y la luna). ¿Les resulta raro o sorprendente? A nosotros no.

* Es el remate (triangular o curvo) de una fachada, un pórtico o una ventana.​ Lo pueden encontrar también como "frontis" o "frontispicio". ** Ornamentación hueca (puede ser cuadrada, rectangular u octogonal), que se disponen en un techo o bóveda a modo de decorado. (Ph.: Planet Ware).

#Roma #Italia #ArteAntiguo #Edificiosyconstrucciones