No se puede sacar la calle de la artista


Indie 184 es una artista de origen puertorriqueño, que transcurrió gran parte de su vida en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos). Sus graffitis suelen ser alegres, extravagantes y coloridos. Son obras con una fuerza descomunal y quizás esto se deba a la inspiración que le produjo (y aún le produce) su madre soltera, quien crió sola a sus cuatro hijos. (Por eso siempre hacemos hincapié en como los contextos calan en los artistas). Con un aura muy feminista, primero se dedicó a pintar murales, para luego experimentar con lienzos; los cuales se han expuesto en conocidas galerías de arte y museos (tanto de New York como de diversos países). Su trabajo tiene una fuerte influencia del pop art y del expresionismo, fusión que se traduce en un trabajo inconfundible, que roza el lenguaje plástico del collage. Elementos como corazones y unicornios son muy comunes así como grandes letras. Es su obra callejera la que definitivamente influye a su obra de estudio ¡No se puede sacar la calle de la artista! La obsesionan los colores brillantes, las texturas (esmaltes, pintura acrílica, yeso) inspiran su trabajo así como todo lo que ve en la calle. Les vamos a agregar un dato más: trabajo como diseñadora gráfica antes de ser muralista. Para ella el graffiti era limitante y fue por ello que quiso volcarse a la pintura sobre tela. Sin dudas Indie es una artista versátil, mudable, dúctil pero a la vez fiel y constante a su propia esencia. En 2013 la marca de cosméticos Mac, la contrató para realizar los packagings de una línea de productos de edición limitada.

#ArteContemporáneo #NewYork