La gran Esfinge de Gizeh


Durante siglos se especuló sobre sus misterios, significado y secretos. ¿Qué hay detrás de esta colosal escultura? ¿Qué significa? ¿Encierra algún tipo de enigma? Se esculpió durante la dinastía IV, la época más gloriosa del Imperio Antiguo (2600 - 2100 a.c.). Se le atribuye al faraón Kefrén (aunque muchos creen que es obra del rey Keops, artífice de la Gran Pirámide). Cuerpo de león y cabeza humana, este tipo de estatuas simbolizaban la fuerza y el poder. Se estima que este tipo de piezas representaban al faraón, ya que el hecho de que llevaran sus signos: el pañuelo real (nemes), el ureo (representación de la diosa cobra Uadyet) y la barba postiza, remite a los soberanos egipcios. A su vez, la figura del león estaba asociada a los faraones desde tiempos ancestrales. El rey era el guardián y protector del pueblo, por ello es natural que esta figura felina, estuviese asimilada al monarca. Por ello, una de las teorías es que, es muy probable, la esfinge surgiera como una manera de fundir la grandeza y ferocidad del león con la sabiduría del rey. En Egipto hay numerosas esfinges y, por lo general, tienen cabeza humana con tocado y cuerpo de león. Normalmente se las esculpe en actitud yacente, con sus patas delanteras extendidas hacia adelante (aunque también existen representaciones de esfinges paradas o marchando en cuatro patas). La Gran Esfinge se encuentra al noroeste del Templo de Kefrén, por ello se estima que la cabeza podría representar al faraón; también se piensa que es una figura que protege su tumba de los malos espíritus. Es parte del complejo de pirámides y templos de la meseta de Giza. Ambos, el Templo y la Esfinge, estaban conectados a través de una larga avenida procesional, se encuentran a 500 metros de distancia. La estatua, está esculpida sobre un montículo de piedra caliza en la meseta de Giza, al borde del desierto del Sahara. Tiene una longitud de 57 metros, y una altura de 20 metros (solo la cabeza mide más de 5 metros); se estima estaba pintada con colores muy vivos: rojo el cuerpo, la cara muy bien delineada y el nemes que la cubría tenía un diseño de rayas azules y amarillas. El uso de la esfinge en Egipto, para representar reyes y reina, y hasta quizás personas de poder, fue una práctica que se extendió durante muchísimas dinastías y ha ido variando a lo largo de la historia, cambiando su apariencia según las tendencias culturales del momento.

Un poco de historia para terminar. Recordemos que las pirámides egipcias eran las moradas de descanso de los faraones, tras su muerte física. Cada una de las tres pirámides cuentan con monumentos, calles procesionales, vaguadas y templos a sus alrededores; por eso se conoce individualmente como “Templo del Valle” a cada uno de estos complejos funerarios. En la gran meseta de Giza vamos a encontrar las Pirámides de Keops, Kefrén y Micerino. Las dinastías del Antiguo Egipto comienzan en el año 3035 a.c y finalizan con la dinastía Ptolemaica en el año 30 a.c. (las fechas son aproximadas y no hay unanimidad en la clasificación de los periodos de la historia del antiguo Egipto). Como habrán leído, si bien las discusiones siguen abiertas, los enigmas que tenemos en cuanto a la Gran Esfinge de Giza, no encierra ningún misterio esotérico ni maléfico; tampoco hay maldiciones dando vueltas. Esperamos que algún día puedan visitarla.

#ArteAntiguo