Un artista ecléctico y ensoñador


¿Cómo clasificamos a Marc Chagall? Bueno empecemos por entender que no siempre hay que clasificar o encasillar, y mucho menos en el arte. Si tenemos que describir a este artista, u otorgarle algún tipo de distintivo, es su agudeza para el uso del color. No podemos decir que fue un fauvista, ni surrealista, ni cubista, ni expresionista; fue Marc Chagall. Nació en 1887 en Bielorrusia, de origen francés, proviene de una familia judía. En 1907 se traslada a San Petersburgo (Rusia) en donde adquiere cierto reconocimiento como artista. Alrededor de 1912 se viaja a París (Francia), y en 1914 con el estallido de la primer guerra mundial vuelve a su pueblo natal. Participa activamente en la Revolución Rusa de 1917, (fue nombrado Comisario de Arte para la región de Vítebsk); pero los desacuerdos con Kazimir Malévich hacen que se traslade a Moscú (1920) y luego nuevamente a París (1943). Pero la irrupción de la segunda guerra mundial, la ocupación alemana en Francia y la deportación de los judíos a los campos de concentración hacen que Chagall abandone nuevamente París. Se traslada a Marsella, desde donde consigue escaparse a través de España y Portugal, para instalarse en Estados Unidos hacia 1941. Murió cerca de Niza (Francia) en 1985.

¿Por qué hicimos este brevísima ruta de vida? Porque como les hemos recalcado más de una vez, los contexto históricos, sociales, políticos y personales de los artistas son los grandes influenciadores de sus obras. El contacto con las vanguardia en Francia y Rusia así como sus experiencias personales consiguen un trabajo muy individual e íntimo. Su obra es una mezcla de realidad y fantasía; hay una fuerte presencia de símbolos del folclore popular ruso (las referencias al mundo campesino) y lo inconsciente. Los recuerdos de su niñez, las costumbres de esa Bielorrusia en la que nació, son algunas de las temáticas que se repiten con cierta nostalgia y ensueño. “Marc sigue cautivándonos con un arte inspirado en el amor, la niñez, los recuerdos, la tradición; los acontecimientos históricos y los hitos artísticos de los que fue testigo y, en muchas ocasiones, protagonista”.

- La obra es “Amantes Azules” de 1914.

#ArteModerno