Las señoritas Waldegrave.


The Ladies Waldegrave (Las señoritas Waldegrave, 1780-1781) es un retrato realizado por el pintor rococó Joshua Reynolds. El artista pintó a las hijas de James Waldegrave (segundo conde de Waldegrave): Charlotte, Elizabeth y Anna. Las hermanas se muestran realizando una pieza de costura; una actividad conjunta que une a las tres muchachitas. A la izquierda (la mayor de todas) Lady Charlotte sostiene un ovillo de seda, que la hermana del medio Lady Elizabeth, enrolla en una especie de cartulina. En el extremo derecho se encuentra la más jovencita de todas, Lady Anna, que trabaja con un bastidor para elaborar un encaje. Están en una especie de terraza o balcón con una cortina entreabierta, que deja ver el paisaje de fondo (dando un poco de aire y frescura a la obra). Las tres hermanas están sentadas alrededor de una mesa, entretenidas con sus labores; bien vestidas, peinadas y maquilladas. El que estén las tres iguales es una manera de evitar que ninguna resalte sobre el resto. Se expuso en la Royal Academy de Londres en 1781, aunque fue encargado el año anterior por la madre de las tres mujercitas (Maria Walpole), con la esperanza de atraer posibles pretendientes para ellas. Pero ¿qué tiene de peculiar este retrato? Maria, la madre de las tres niñas, enviudó siendo muy joven. Tres años más tarde, se volvió a casar con el príncipe William (hermano menor del Rey Jorge III de Inglaterra). Lo hicieron a escondidas de todos, pero seis años despues cuando el matrimonio se hizo público, resultó ser un gran escándalo para la familia real. Maria era bastante mayor que el príncipe y además era una hija ilegítima. Este cuadro es ulterior a todo este gran alboroto, y a las hijas de Maria Walpole y el conde de Waldegrave les había llegado el momento de buscarles marido. La intención de este retrato es presentarlas en sociedad como tres elegantes señoritas decentes y educadas. Piensen que en esta época la decencia era más que indispensable en la nobleza y su madre a pesar de ser viuda, se había casado en secreto con un hombre menor. Por más de que su abuelo paterno era un conde, el escándalo de su madre aún pesaba sobre ellas. La obra se expuso primero en la Royal Academy de Londres, y luego la colgaron en la residencia de Horace Walpole (tío abuelo de las tres chicas). Aparentemente las hermanas Waldegrave consiguieron marido de buena posición social. Es un óleo sobre tela enorme, y hoy en día lo encuentran en la Galería Nacional de Escocia (en Edimburgo).

#Cuadros