Los Caprichos de Goya


80 son los grabados que conforman los Caprichos de Goya; son una burla a la sociedad española de finales del siglo XVIII, sobre todo de la nobleza y el clero. No hacen más que revelar las fisuras de la estructura sociopolítica de ese entonces. Para entender los Caprichos, hagamos un breve repaso de los que estaba pasando en Europa y en España en aquel momento: - Para 1780, Goya comenzó a relacionarse con algunos intelectuales del país (recuerden que estamos en pleno florecimiento del Iluminismo*). - En 1788 Carlos IV es coronado rey, con motivo del acontecimiento lo retrató junto a su esposa; siendo nombrado a continuación Pintor de Cámara del rey. - La Revolución Francesa, que tuvo fuertes repercusiones en España.

- En enero de 1793 Goya cae enfermo, aún no se sabe con exactitud que es lo que tuvo; pero quedo sordo y no veía bien. Lo llevan a Cádiz a recuperarse, a la casa un amigo perteneciente a la nueva corriente de los Ilustrados. - Vuelve a Madrid en 1794, pero la enfermedad que lo confinó al borde de la muerte produjo un gran cambio en Goya. (Seguía sordo). (Por ello a partir de 1793, su obra cambia, da un giro. Hay un antes y un después de su enfermedad). Para este punto, queda claro que Francisco de Goya adhería a la corriente del Iluminismo y era un gran opositor de la Inquisición. Los Caprichos. Se los divide en dos álbumes: Álbum llamado A o Álbum de Sanlúca y el Álbum B o de Sanlúcar-Madrid. A su vez, podemos agrupar las estampas en torno a cuatro temas. El primero trata sobre los engaños en las relaciones entre hombres y mujeres: la prostitución, los matrimonios desiguales o por conveniencia. El segundo aborda la mala educación y la ignorancia: las falsas creencias, las supersticiones y la supuesta brujería como consecuencias de una formación pobre y hasta absurda. El tercero de los tema condena los vicios arraigados de la sociedad (particularmente en el clero): la vanidad, la gula, la pereza, la lujuria o la avaricia. El cuarto y último deja ver su desacuerdo en contra de los abusos del poder: la Inquisición, el absolutismo de las clases dirigentes y las injusticias de la ley. Los grabados se editaron en 1799, se publicaron 300 ejemplares y estuvieron a la venta durante dos semanas, ya que el artista por cierto temor a una represalia por parte de la Inquisición las retiro. Para salvar su obra, en 1803 ofrece las planchas y los 240 ejemplares disponibles al rey, para que sean destinados a la Real Calcografía, a cambio de una pensión vitalicia para su hijo Javier. La segunda edición se publicó entre 1821 y 1836, editada por la Real Calcografía Nacional (al igual que las siguientes ediciones). La última es de 1936-1939, y se imprimió durante la Guerra Civil Española. Las planchas se encuentran muy afectadas por tantas reproducciones, y algunas de ellas ya no pueden repetir los detalles a la perfección. Algunos de sus caprichos, así como cierto documentos en torno al tema se conservan entre la Biblioteca Nacional de Madrid, la Biblioteca Nacional de París y el Museo del Prado. ¿Por qué Caprichos? En un principio se llamaban “Sueños”, pero los denomina Caprichos ya que son “observaciones a que regularmente no dan lugar las obras encargadas, y en que el capricho y la invención no tienen ensanches”. Imágenes: - Capricho 1: Goya se retrató sarcásticamente, mostrándose como un personaje importante. Satirizando a la sociedad española de su tiempo. - Capricho 43: “El sueño de la razón produce monstruos”. Al principio Goya tenía previsto que este grabado fuera la portada de su publicación. Se retrató muy diferente a como finalmente decidió presentarse: abstraído, dormido y rodeado por sus obsesiones. En el dibujo preparatorio dice: “...El Autor soñando. Su intento solo es desterrar vulgaridades perjudiciales y perpetuar con esta obra de caprichos, el testimonio sólido de la verdad”. * Fue un movimiento cultural e intelectual europeo que se desarrolló a mediados del siglo XVIII. Se lo denomino así por su declarada finalidad de disipar la oscuridad que producía la ignorancia, mediante las luces del conocimiento y la razón. A esta corriente también se la denomina ilustración.

#España