La otra maja.


España, 1808. Por cuestiones políticas se incautan los bienes de Manuel Godoy*, algunas de las posesiones expropiadas eran obras de arte y entre ellas encontramos La Maja Desnuda y La Maja Vestida, del pintor español Francisco de Goya. Ambas pinturas se encontraban dentro del palacio de Godoy, y fueron un encargo del político al artista. Esta última se menciona por primera vez a fines de enero de 1808, junto a la desnuda, en el inventario de los bienes de Manuel Godoy (cuando fueron expoliados). En principio las obras no eran llamadas majas sino que se las conocía como gitanas (seguramente por el atuendo de la vestida). En 1813 fue llevada al Depósito General de Secuestros de la calle Alcalá, donde se la refiere por primera vez como “una mujer vestida de maja”; en 1814 ambas obras fueron reclamadas por el Tribunal de la Inquisición al considerarse "pinturas obscenas". Se estima que fue pintada entre 1800 y 1806, el ropaje delicado y la manera de revelar su cuerpo bajo el vestido la hace más atractiva y provocadora; la condesa de Pardo Bazán la llamó “más que desnuda”. Lleva en la cintura una faja rosa, una chaqueta anaranjada con los puños rematados con encaje negro cubren sus brazos y zapatos dorados de pequeño tamaño rematan sus pies. Senos y caderas están muy bien acentuadas. Las pinceladas son sueltas, pastosas y libres (a diferencia de la Maja Desnuda). Se trata de la misma mujer, recostada y mirando directamente al espectador. Hay varias versiones acerca de quién sería la retratada, si la decimotercera Duquesa de Alba (María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, amiga de Goya) o Pepita Tudó (amante y luego esposa del propietario del cuadro, Manuel Godoy). El ropaje está a mitad de camino entre los vestidos de las damas de clase alta y aquellos de los de las clases menos pudientes. La importancia de estas obras radica en la nueva manera de concebir la imagen femenina: retadora, provocativa y sin recato. No es una alegoría, es una mujer real que quiere ser admirada, codiciada y deseada. Fue expuesta al público por primera vez en la Real Academia de San Fernando en 1840, años más tarde fue trasladada al Museo del Prado, donde se encuentra actualmente. * Fue un noble y político español. ** Guapa, bonita, bella.

#España