Liberado.


Desde las profundidades de la tierra emerge este gigantesco hombre, en la plaza de Szechenyi Istvan (Budapest, Hungría). Feltépve es el nombre de la pieza realizada por el artista húngaro Ervin Herve-Loranth, que representa a un gigante que nos mira con gesto amenazante (hay quienes dicen que está enojado). Su enorme cabeza y sus poderosas manos rompen el suelo tan prolijo y meticulosamente cuidado, inquietando a todo aquel que pase distraído. Concebida en tonos grises apagados, como si fuera una roca dura que desgarra el herbaje; pareciera ser que este coloso acaba de librarse de algo que lo aprisionaba, y está listo para escapar. En una entrevista, el artista sostuvo que su objetivo era “mostrar a la gente que las piezas de arte contemporáneo pueden ser partes integrales de una ciudad” (...) “Yo digo que muchas esculturas contemporáneas deben ser expuestas en las calles de Budapest. Estoy completamente seguro de que no sólo a los turistas les encanta, a las personas que viven en la ciudad también. Vamos atrévanse a crear”. La obra fue creada puntualmente para el Art Market Budapest, una feria de arte contemporáneo internacional que tiene lugar en el mes de octubre. Esta muestra anual otorga mucha visibilidad al arte y a los artistas contemporáneos de Europa del Este y Central; además de presentar mesas de debates, lanzamientos de libros, diálogos y entrevistas con los artistas y muchos otros eventos culturales. Finalizada la gran exhibición, aparentemente se trasladó a la ciudad alemana de Ulm (en Baviera, Alemania). La pieza fue realizada en el año 2014. Si nos atrevemos a pensar más allá, y contextualizamos la obra; pensemos que fue concebida dentro del marco de una feria de arte. Podríamos considerar que el arte nos despierta, nos libera, nos salva.

#ArteContemporáneo #Exposiciones