Los artistas de la Bauhaus


Muchas veces resulta confuso, cuando se habla de los artistas de la Bauhaus; y es que esta escuela de diseño, tuvo la visión de apoyarse en grandes virtuosos del arte para llevar a cabo el manifiesto de Walter Gropius: “Arquitectos, escultores, pintores, ... debemos regresar al trabajo manual ... Establezcamos, por lo tanto, una nueva cofradía de artesanos, libres de esa arrogancia que divide a las clases sociales y que busca erigir una barrera infranqueable entre los artesanos y los artistas.”

Se conforma entonces un cuerpo de docentes que comienzan a dirigir talleres y a dar clases en la escuela. Pensémoslo de manera actual: una escuela de diseño que convoca artistas plásticos (entre otras ocupaciones), para enseñar a sus alumnos en distintas disciplinas. Pintores, escultores, fotógrafos, grabadores, arquitectos, tejedores; todas estas profesiones confluyeron en la Bauhaus y diversos profesionales se desarrollaron como académicos dentro de ella. La escuela tenía el entusiasmo de construir una utopía social, en la que de pudieran llevar a cabo nuevas formas de convivencia. Por eso se realizaban fabulosas fiestas, generalmente temáticas y casi siempre de disfraces, en cuya organización y diseño se trabajaba durante semanas. Estas galas tenían la intención de fomentar el contacto entre la escuela y la población; además de propiciar el trabajo en equipo entre todos los integrantes, para mitigar las tensiones y conflictos que se originaban dentro de la institución. Eso fue la Bauhaus, y por eso se habla de “los artistas de la bauhaus”, artistas que formaron parte del instituto y que mientras tanto siguieron produciendo obras, como es el caso de Kandinsky, Paul Klee, Johannes Itten y Walter Peterhans por mencionar a alguno de ellos. - La imagen es una obra de Vasili Kandinsky de su periodo en la Bauhaus: “En blanco II” (1923). La encuentran en el Centro Pompidou (París, Francia).

#Edificiosyconstrucciones #Berlín