La verdad velada


Antonio Corradini es un escultor veneciano, que logró que el mármol parezca transparente. En realidad poco se sabe de sus primeros años, la información es cruzada. Hay quienes dicen que nació en Padua en 1688 mientras otros insisten que fue en la región del Veneto (Italia); lo que sí conocemos es que fue escultor de la corte de del Emperador Carlos VI en Viena, trabajó para Pedro el Grande de Rusia, también realizo trabajos en Roma y en Nápoles donde muere. Muchos lo han encasillado dentro del rococó, y esto es importante de aclarar. Si bien los movimientos/periodos/estilos artísticos se van sucediendo unos a otros, no son estrictamente contiguos. Hacia 1730 estamos contemplando el nacimiento del rococó, pero esto no implica que toda manifestación artística que se produzca en estos años, sean obras rococó. Los estilos/periodos conviven unos con otros en tiempo y espacio. ¿Por qué les explicamos esto? Porque Corradini, a criterio nuestro, fue un artista barroco*. La primera de las esculturas de la serie de mujeres veladas, las realizó en San Petersburgo (bajo el mecenazgo del Zar) a partir de 1716. “La Modestia” (o “La Modestia con Velo” o “La Castidad Velada”​ o “La Verdad Velada”), es una pieza de mármol que se conserva en la capilla Sansevero de Nápoles, en Italia. La obra fue encargada por el científico Raimondo di Sangro en honor a su madre, quien falleció cuando este estaba a punto de cumplir un año de vida. Lo que enamora de esta obra es ese finísimo velo que cubre a la mujer, es un velo que tapa la tristeza, la angustia y el dolor; ese mismo dolor que Raimondo siente por la ausencia de su madre. Ese manto transparente, también encierra cierto halo de esoterismo mágico, una verdad que se quiere mostrar y al mismo tiempo no; pero que ya es imposible de ocultar, por lo que, el espectador termina descubriendo. El velo es el clímax de la obra y está cincelado en el mismo mármol que el resto de la pieza. Es de una belleza abrumadora.

* Busquen la nota que explica que fue el Barroco.

#Italia