No son simples semillas


Una de las obras que compuso Ai Weiwei para la exhibicion en Fundación Proa, fue una instalación de semillas de girasol de porcelana. En realidad el artista la compuso para una muestra que se realizó en la Tate Modern de Londres, en el año 2010 “Pipas de girasol”. En ese entonces las semillas podían pisarse, pero al caminarlas el material con el cual estaban construidas generaba un polvo que resultaba nocivo para los visitantes. Desde entonces, la obra solo se contempla. ¿Qué paso con esa obra? Esa instalación estuvo expuesta en Proa (Buenos Aires, Argentina), y el mismo museo que albergó la exhibición ocho años atrás (Tate Modern) adquirió parte de ella. Sí, parte, porque la instalación tiene un total de cien millones de semillas, y el museo solo compró ocho millones. Se desconoce el monto que pagó. ¿Qué son las semillas? Las pipas de girasol, fueron elaboradas por artesanos expertos en porcelana china y pintadas a mano una por una. Estos pequeños objetos, rehúyen la reproducción mecánica remitiéndonos al conflicto entre individuo y masa: “Made in China”. También se asocian con el periodo de la Revolución Cultural (1966-1976), época en la que la los anuncios presentaban a Mao Tse-tung como el sol y al pueblo como girasoles vueltos hacia él. Además las semillas son un refrigerio muy popular en China, el propio Ai Weiwei recordó haberlas compartido con otros en tiempos de escasez, represión e incertidumbre y lo ve como un gesto profundo de amistad y compasión humana. Su obra siempre giro entorno a la reflexión de problemáticas sociales y la relación entre individuos y comunidad en el mundo contemporáneo. Es una de las voces mas inestimables de la escena del arte mundial.

#ArteContemporáneo #BuenosAires #Londres #China #Exposiciones