Las delicias del mundo cortesano


Leerán a algunos autores que indican que Antoine Watteau fue un artista francés del último barroco y principios del rococó; yo difiero, ya que el barroco (tal y como lo conocemos) no llegó a Francia. Si coincido, en que su estilo es rococó. Vamos por partes ¿Que caracterizó a este movimiento artístico? El término rococó deriva del juego de palabras (en francés) "rocaille" y "baroque", es un periodo que se desarrolló entre los años 1730 y 1760 (en Francia). Es un arte aristocrático en donde abundan las representaciones de los temas afables y amorosos, también de la naturaleza; mundano y frívolo en donde no hay influencias religiosas. Este estilo busca plasmar la vida diaria de la nobleza, su amena cotidianidad; es selecto, distinguido y elegante. Al contrario de lo que fue el barroco, se caracteriza por el uso de colores claros, suaves y luminosos. El pintor del júbilo cortesano. Así se lo identifica a Watteau, quien dedicó gran parte de su obra a pintar a la nobleza de mediados del S.XVIII en sus actividades mundanas: paseos, meriendas campestres, caminatas al aire libre; todas estas escenas vistas desde su costado fantástico y lírico. Retrato ese mundo exquisito, enmarcado por una naturaleza placentera que reflejaba la paz y la tranquilidad en la que esa aristocracia vivía, libre de preocupaciones. También pintó episodios mitológicos y teatrales. En muchas de sus obras el artista dejaba de lado el carácter descriptivo en beneficio de lo intrascendente de la fábula. Los personajes son elegantes, menudos, de actitudes abstraídas y embelesantes; presentan vestido exuberantes que se completan con el ambiente natural y luminoso que los rodea. Watteau padecía tuberculosis, enfermedad que lo amenazaba constantemente, y que lo orillo a la muerte en una temprana edad: tenía treinta y siete años cuando murió. Creo yo, que es por ello que, buscó reflejar el goce de la vida en sí misma. (La obra es “La fiesta del Amor” 1718–1719).