¿Un cuento de terror?


Que obra! Uno de los emblemas del arte estadounidense, pareciera ser una obra simple, pero de simple no tiene nada! American Gothic es un óleo de 1930, del artista Grant Wood. La pintura se presentó en la exposición anual del Art Institute of Chicago (que terminó por adquirir la obra para su colección), al ganar una medalla y ser publicada en los periódicos, cobró gran magnitud y su autor fama. Wood retrato un par de granjeros frente a una casona que le había llamado la atención, de hecho la composición no es real: el granjero y la mujer no son pareja, ni padre e hija; él era su dentista y ella su hermana (la de Grant). Ni siquiera los pinto al mismo tiempo (es decir no posaron juntos), simplemente superpuso sus figuras sobre la casa que tanto interés le había causado. La obra es sombría, ellos dos tiene expresiones parcas. Si no conocen la pintura ni su “historia”, cuando la ven a simple vista parecen salidos de un cuento de terror, sobre todo por el tridente que sostiene el granjero y la ventana del fondo (que pareciera ocultarnos algo*).

El tema es que, con el transcurso del tiempo, su carga simbólica fue mutando (o madurando). Todos los elementos de la obra han ido cobrando fuerza: el tridente, los rostros de la pareja, la ventana de la casa (que fue lo que en realidad llamo la atención del artista), la vestimenta, que sean granjeros, las cortinas, la rigidez de las figuras, todo-todo-todo. *Toda esta obra, en realidad, se reduce a la ventana: esto fue lo que realmente llamó la atención de Wood. Dato: el Art Institute of Chicago pago 300$ por la pintura ¿Sabe cuanto vale hoy? Millones!

#Chicago