Frida.


Autorretrato con collar de espinas y colibrí, 1940.

Es difícil separar la vida (privada y personal) del artista de su obra, no hay mejor reflejo de ello que Frida. Sufrida, padeciente, descorazonada; su existencia estuvo caracterizada por sucesos trágicos. Sufrió un ataque de polio que le afectó el uso de su pierna derecha para siempre, años después un accidente de autobús la dejó con graves heridas y múltiples fracturas mortales; circunstancia que también le originó severas complicaciones de fertilidad, lo que llegó a provocarle un aborto. De todos modos, yo creo que la desgracia más grave fue su tormentosa relación con el muralista mexicano Diego Rivera: “Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida, uno en el que un autobús me tumbó al suelo… El otro accidente es Diego (Rivera)”, dijo Frida. Autora de aproximadamente 200 obras que reflejan su propia vida, sus emociones y los más trágicos sucesos que la marcaron; podemos leer en cada una de sus pinturas su historia, su dolor y sus penas.

(¿Sabías que la canción Scar Tissue, de los Red Hot Chilli Peppers -escrita por Anthony Kiedis- está dedicada a Frida Kahlo? ¿Y que el nombre del disco de Coldplay Viva la Vida, está inspirado en uno de los cuadros de Frida? - En la pintura hay una sandías, y en una de ellas esta escrita la frase Viva la Vida).

Mujer de una valía sin límites y de un corazón puro; gracias por tu aporte al arte querida Frida!

#FridaKahlo #ArteLatinoamericano