Koishikawa Hokusai.


“Mañana de nieve”.

De la serie “Las treinta y seis vistas del monte Fuji” (Museo Británico, Londres).

Katsushika Hokusai fue un pintor y grabador japonés de finales del siglo XVII y principios del XIX, adscrito a la escuela Ukiyo-e del periodo Edo; es uno de los principales artistas de esta escuela. Fue autor de una obra colosal y heterogénea. Pinto sobre la vida diaria de su población, realizando grabados de paisajes de manera escrupulosa. Las “Treinta y seis vistas del monte Fuji” y las “Cien vistas del monte Fuji”, son una serie de obras que reflejan una fijación personal con el Monte Fuji. Fueron obras de esta serie, “La gran ola de Kanagawa” y “Fuji en días claros”, las que le dieron su fama tanto en Japón como en el extranjero. A mediados del siglo XIX sus grabados, así como los de otros artistas japoneses, llegaron a París. Allí fueron coleccionados especialmente por artistas impresionistas como Vincent Van Gogh, Claude Monet, Edgar Degas y Henri de Toulouse-Lautrec (cuya obra denota una profunda influencia del grabado japonés). Su obra, además abarcó temas como retratos de geishas (que supo plasmar con gran sensualidad), actores de teatro y samurais; así como distintos tipos de paisajes. También es conocido, por la gran cantidad de nombres que uso a lo largo de su carrera.